/ Bitácoras /

Día 20: Los Ojos del Júcar

Día 20: Los Ojos del Júcar

Decoración de Los Ojos del Júcar: se trata de un collage que forma un ojo (en representación del nombre de la asociación) elaborado con diversos materiales que representan dos de las bases de nuestra asociación y revista: naturaleza (hojas y ramas) y cultura (piezas de música y de obras literarias).

La idea del ojo fue confeccionada por el equipo de Los Ojos del Júcar pero, más concretamente, el adorno fue elaborado por la compañera Clara Burgos. Como se puede observar, se utilizaron 5 materiales en la confección, todos ellos representando dos de los pilares de la asociación: naturaleza y cultura, además de la reutilización de materiales poniéndo de manifiesto el componente ecológico que tiene también este proyecto. Para el fondo, se emplearon hojas recogidas en la Hoz del Júcar; para la esclerótica (o parte blanca del ojo), se recortaron piezas de partituras y escritos, representando el componente cultural; el iris son hierbas aromáticas, como romero y espliego, y la pupila, bellotas y otras semillas, todas ellas, de nuevo recogidas en nuestro paraje natural. 

Se ha elegido precisamente elaborar este adorno como representación de la asociación y su nombre.

La Navidad es un momento del año en el que tenemos la oportunidad de reencontrarnos con nuestros seres queridos y poder pasar estas fechas tan señaladas compartiendo alegría y buenos ratos. 

La participación en la segunda edición del proyecto del Calendario de Adviento de la Asociación Aframas ha sido una experiencia muy positiva y enriquecedora para nuestra asociación ya que nos ha permitido, por un lado, colaborar con esta Asociación tan importante en cuanto a labor humana y social en la ciudad de Cuenca y conocer sus instalaciones y a las personas que forman parte de ella y, por otro, organizar una actividad que entra dentro de nuestros proyectos, véase dar a conocer más aspectos desconocidos de la ciudad de Cuenca, a través de la ruta guiada “Las puertas a una Ciudad Histórica”.

En esta ruta, dimos un ligero paseo siguiendo la muralla y recorriendo las diferentes entradas históricas. Aunque no solo se habló de historia sino también de arquitectura, música o naturaleza. A lo largo del recorrido pasamos tanto por el Huécar como por el Júcar y tuvimos la oportunidad de descubrir la flora y la fauna de la zona. También, aprovechando que el trayecto se encontraba con edificios como el Edificio Palafox, pudimos también explicar tanto su historia como la gran comunidad que hay en Cuenca alrededor de la música así como sus barrios que rodean la Hoz como es el Barrio de San Antón.

Lo más positivo que sacamos de este proyecto es la capacidad que tiene de poder cambiar la mentalidad de las personas en distintos ámbitos. Además, converge en él, muchas luchas pendientes de la sociedad actual:

Por un lado, te acerca a conocer personas discapacitadas y te hacen entenderlas. Esta es la lucha más tangible que a simple vista podemos observar. Incluir a estas personas en actividades es más complicado de lo que parece, no solo por llevarla a cabo si no por el rechazo inconsciente de muchas personas hacia este colectivo. Este tipo de proyectos ayuda a visibilizar a estas personas y cómo sus diferentes capacidades son válidas y útiles si les damos una oportunidad. Darles un oficio y demostrar que todos somos capaces.

Otra reivindicación que viene a colación de la anterior es la posibilidad de integrar a estas personas en la cotidianidad. De esta forma, se sentirán más integrados y productivos teniendo un papel en esta sociedad colaborando a que se sientan más integrados e integradas.

Este proyecto también ayuda a generar comunidad. Otra de las asignaturas pendientes de esta sociedad. Con el alto nivel de exigencia que tenemos en los trabajos, normalmente no queda tiempo para convivir en comunidad y se opta por el individualismo frente a la comunidad y la convivencia. Este proyecto tiene todas las herramientas para lograr una comunidad, ahora falta reconstruirnos como sociedad y empezar a participar.

Por no hablar del consumismo que está tan intrínseco en nuestro ADN y del que difícilmente nos podemos desprender. Este posiblemente sea uno de los problemas más graves de nuestros días y este proyecto lucha para fabricar, reparar y mantener mediante la filosofía “do it yourself”. Al disponer de un espacio y de personal dispuesto a ayudarte, puede ser un gran competidor al consumismo, de nuevo, si empezamos a entender la importancia de proyectos como este

Debemos construir una idea de intergeneracionalidad ya que es un espacio donde poder convivir con todo lo mencionado con todas las generaciones que quieran participar.

COMPARTE:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

¿qué quieres encontrar hoy?

Ir al contenido